Foro

CONCIERTO HOMBRES G VALENCIA 2015: NOCHE DE RECUERDOS (PARTE II) (General)

Escrito por pedroG, sábado, 07 de noviembre de 2015, 18:15 (1129 days hace...)

Hombres G han formado parte de mi vida. En estos 30 añitos hemos vivido la evolución desde esos jóvenes gamberros y bandarras unidos por su ilusión y pasión por la música que inicialmente se llamaban “Bonitos Redford”, que quedaban para beber cervezas en el bar Rowland y que tocaban en la Sala Autopista o en la Sala Astoria o en el mítico Rock-Ola hasta los maduritos interesantes de hoy a los que el éxito no se les ha subido a la cabeza. La carrera musical de Hombres G ha sido una carrera profesional con mucho trabajo como herramienta que muestra el verdadero talento.

Es indiscutible que estos músicos han sabido tocar la tecla mágica, han sabido llegar al corazoncito de las personas conectando con generaciones nuevas ya que no es casualidad que después de 30 años permanezca el grupo en plena actividad y tampoco han sido casualidad los llenos absolutos en 2015 en la Plaza de toros de las Ventas de Madrid, en el Pabellón Fuente San Luis de Valencia, en el Palau Sant Jordi de Barcelona, en el Auditorio Rocío Jurado de Sevilla, en el Pabellón José Luis Abós de Zaragoza, en el Estadio Monumental de Lima (Perú), etc.

Fue una noche de recuerdos: muchas de sus canciones traen a mi memoria un recuerdo, una imagen: las cintas de cassette, las dos películas de Hombres G (¿recordáis a Ricky Lacoste, a Pepe “el punki” o a Patty (Marta Madruga)?). Cuando tocaron “Te quiero” recordé mi fiesta de fin de curso de 8º de EGB con esta canción y Julia entre mis brazos, cuando tocaron la canción “Chico tienes que cuidarte” recordé al único e irrepetible Pedro Reyes, cuando tocaron “Nassau” recordé la escena de la película “Suéltate el pelo” (1988) en la que cantan esta canción Javi y David con sombreros mejicanos, cuando tocaron “Lawrence de Arabia” recordé los impresionantes ojos azules del actor y seductor Peter O'Toole y también recordé la escena de la película “Sufre mamón” (1987) cuando Rafa conoce a David en una grabación en TVE y Rafa toca el inicio de esa canción en esa escena y, con esa canción, también recordé al Director de las películas y padre de David, el genial Manuel Summers.

El concierto fue un tratamiento antiaging. Los G dejaron el listón muy alto demostrando estar en plena forma, es más, quizá en su mejor momento musical. Las canciones de Hombres G perduran en el tiempo porque son canciones bonitas y sencillas con algunas letras cachondas y gamberras que demuestran una gran sentido del humor. Como dice la canción “Me siento bien” me sentí “como si todo empezara otra vez”. Las canciones de Hombres G son “peliculitas”, pequeñas historias que reflejan vivencias: algunas son historias de amor: “Te quiero”, “Te vi” pero muchas son historias de desamor compuestas por una persona que ha sufrido por amor: como la desgarradora “Temblando” (“intentando ordenar palabras para no hacerme tanto daño, tanto daño” “me había jurado que nunca iba a llorar”), “Hace un año” (“hoy... me has hecho daño, hoy... estoy llorando...” “ya puedes cerrar los ojos... ya puedes besar a otros”), “Un par de palabras” (“sé que no quieres ni escucharme....sé que ya todo termino...”), “Lo noto” (“noto que mi corazon no sé...no va...” “noto que me esquivas, que evitas mis caricias, que pones mala cara si te toco”) o la mítica “Devuélveme a mi chica” (“Estoy llorando en mi habitación, todo se nubla a mi alrededor” “tú me quitaste lo que más quería, y volverá conmigo...volverá algún día...”).

Después del concierto, vuelves a casa con una sonrisa en la cara, con la sensación de haber disfrutado, de haberlo pasado muy bien, de puta madre (como diría David) a pesar de que no hayas conseguido pasar a los camerinos a saludarles y felicitarles por su carrera musical porque te has topado con el “Muro de Invernalia”, o sea, Esquimal.

Todo mi respeto, admiración y reconocimiento a estos músicos profesionales que han trabajado con constancia para mejorar y, sobre todo, a estas personas extraordinarias, simpáticas, sencillas, que no se lo han creído, que no se han olvidado de dar las gracias y que provocan una sonrisa en mi cara al escucharlos.

Larga vida a Hombres G!!!

Tecnyarte